sábado, 28 de julio de 2012

El usuario: tratando de salvar distancias


En una de mis primeras entradas, ya mencioné que lo más importante en el mundo de los videojuegos es convencer al usuario. Al fin y al cabo, es el que te da de comer, pero ¿qué ocurre cuando lo que te pide el usuario es lo más fácil, pero no lo más correcto o no lo más bonito?

Los traductores solemos ser grandes puristas del idioma. Es normal, ya que trabajamos constantemente con él y tenemos que ser capaces de justificar nuestras decisiones. Por ello, cuando nos lucimos en una traducción y damos con una palabra, una expresión o una invención que nos parece brillante, nos cuesta mucho recular y corregirla si alguien la critica o te propone otra cosa, pero en esta vida, existe el término medio. En el caso de los juegos online, estos juegos son accesibles para miles de personas de cualquier rincón del planeta y, por supuesto, unas prefieren unas cosas y otras, otras. Además, en el caso del español, a menudo la versión de España se vende también en América Latina con lo que el conflicto a veces es mucho mayor. Asimismo, los juegos online suelen incluir foros donde los jugadores publican sus sugerencias y, como estos juegos se actualizan de continuo, los jugadores esperan ver algunas de sus sugerencias reflejadas en el juego. El traductor, por tanto, no es tan libre como le gustaría y no puede tomar decisiones unilaterales, por muy buenas que le parezcan.

No obstante, mi consejo es el siguiente: deja la cabezonería a un lado y sé práctico, lo que quieres es ganar usuarios, que la gente compre el juego o que juegue a él online, pero no seas tonto ni tomes por tontos a los usuarios. Es decir, no hagas que se pierda la esencia del juego, ya que el juego debe ser capaz de hacer viajar al usuario a otro mundo: al espacio, a la Edad Media, etc. Vamos que ni tanto ni tan calvo porque quieres vender, pero también gustar. Es decir, tu vocabulario, en mi opinión, debería adaptarse a tres valores y que ninguno desequilibre a los otros:
  • Al tipo de jugador o público al que se destina el juego: si el juego es para niños, aunque se desarrolle en la Edad Media, deberás usar un vocabulario sencillo que puedan entender los niños, pero que, a su vez, les haga sentir que se encuentran en medio de las justas, por ejemplo.
  • Al género y contexto del juego: si el juego se desarrolla en el espacio y es un juego de ciencia ficción, deberás adecuar tu vocabulario a este género.
  • Lugar de publicación: si pretendes que el juego se venda de la misma forma en España que en América Latina y no vais a publicar el juego traducido al español de América Latina, deberías intentar informarte de qué expresiones o palabras pueden no entenderse o tener otro significado (hablaré en otra entrada más en profundidad de este tema).
Sé que combinar estos tres valores es todo un desafío, pero es un desafío necesario, ya que, de nada sirve haber escrito un texto lleno de figuras literarias y con el vocabulario más especializado en la materia si nadie lo va a leer o si quien lo lee no lo entiende y decide dejarlo a medias. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada