lunes, 16 de junio de 2014

Tomando las riendas

Por fin me siento delante del ordenador con un buen rato libre para retomar el blog. Quería aprovechar esta ocasión para hablar de la etapa que estoy dejando atrás y de la nueva que voy a comenzar.

El día 30 de junio es mi último día en Noraktrad. He estado en la agencia durante un año y tres meses y la verdad es que ha sido más que suficiente para darme cuenta de que ya es hora de tomar las riendas de mi carrera y ponerme por mi cuenta. Sin duda, este año he aprendido bastante, aunque me habría gustado no tener que aprender ciertas cosas. Me he dado cuenta de que en España, aún hay una estructura muy piramidal en las empresas, sobre todo aquellas que están dirigidas por esa generación de gente que se hizo adulto en los últimos años del Franquismo o en los primeros años de la Transición, gente que hablaba de libertades, pero se había acostumbrado a ver a sus padres subyugados a una determinada clase dirigente, jóvenes que construían nuevos negocios para convertirse en dueños de sus propios destinos, pero que han acabado por convertirse en una sociedad media que pretende vivir por encima de sus posibilidades y ha decidido aplicar las estructuras sociales que aprendieron de pequeños en la sociedad democrática que en teoría tenemos ahora. Por suerte, o por desgracia, la crisis acabará impulsando a las nuevas generaciones a que luchen contra las desigualdades y algún día la estructura empresarial de España se igualará a la del resto de Europa.



Tras esta pequeña reflexión, quiero tan solo deciros que me he cansado de que el negocio de la traducción lo lleve gente que desconoce el negocio, que no valora a los traductores, los malpaga y encima les hace esperar varios meses para disfrutar del fruto de su trabajo, no quiero que se me vincule con nada por el estilo, ya que yo adoro mi profesión y ante todo soy traductora. En Noraktrad, he conocido a muy buenos profesionales, pero, por desgracia, también he visto lo poco que se valora el trabajo de estos y la facilidad que se tiene para dejar de cooperar y trabajar con gente buena basándose en el desconocimiento. Durante mucho tiempo, en mi blog hablé de nuestra profesión, de las pruebas de traducción, de la idea que tienen muchas  personas de que cualquiera es capaz de traducir, ahora me he dado cuenta también que los gestores de proyecto tienen mucho trabajo y muy pocas posibilidades de hacerlo bien si trabajan para gente que no valora lo que hacen ni a la gente que gestionan. Así que me he propuesto volver a traducir, relacionarme con todos los traductores que pueda, hacer networking e invertir tiempo en tratar bien a los gestores y en tratar bien a los traductores como gestora, me he propuesto volver a disfrutar a partir del 1 de julio de la profesión. ¡Deseadme suerte!




¡Dentro de poco leeréis mi blog desde mi página profesional!

12 comentarios:

  1. ¡Hola, Ana!

    ¡Vaya! Menuda sorpresa. Bueno, supongo que a todos nos llega un momento en el que necesitamos un cambio. Desde luego, hay agencias y agencias, y está claro que no todas tratan como deberían a los traductores, sobre todo en cuanto a condiciones, pagos y demás.

    Yo personalmente noto una diferencia abismal entre las agencias con sede en España y las agencias que funcionan únicamente en el extranjero, que por lo general suelen valorar mucho más el trabajo que realizo para ellas y emiten los pagos con una mayor celeridad.

    De todas formas, estoy seguro de que el cargo que has ocupado en Noraktrad te habrá permitido adquirir un sinfín de conocimientos sobre el funcionamiento de una agencia medianamente grande y los procedimientos para llevar a buen puerto proyectos de diversa índole. Esos conocimientos son realmente valiosos.

    Te deseo lo mejor y te agradezco también el trato reciente y las oportunidades que han llegado gracias a ti.

    Espero que sigamos en contacto, pese a todo.

    Un saludo y ánimo con lo que tienes por delante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rafael. Desde luego que he aprendido un montón de cosas en Norak, no quiero que entendáis que ha sido mala la experiencia, que no lo ha sido y desde luego me ha servido para entender a dónde quiero dirigir mi carrera. Lo que trato de expresar es que creo que una agencia de traducción debe estar dirigida por gente que entiende de traducción y valora a los profesionales de la traducción. El problema de Norak es que, a pesar de su larga trayectoria, no está dirigida por gente que conozca el sector desde dentro y es una pena. Por ello, he decidido ponerme por mi cuenta, he intentar aplicar todo lo que he aprendido pero desde mi perspectiva como traductora.

      Yo también me alegro de haber trabajado contigo y espero que sigamos colaborando en el futuro.

      Un abrazo muy fuerte :)

      Eliminar
  2. Una entrada valiente y con sinceridad, desde luego. Gracias por compartir tu experiencia con los demás, porque seguro que no ha sido fácil la decisión.

    En cuanto a lo que dice Rafa, totalmente cierto: ahora mismo no trabajo para ninguna agencia española y la verdad es que no lo echo de menos. Es bastante triste... pero así son las cosas.

    Mucha suerte en tu nueva etapa,

    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pablo, ahora esperemos que me vaya bien.
      No eres el primer traductor al que le oigo decir que no trabaja para agencias españolas. Estoy segura de que hay muchas excepciones y que hay agencias buenísimas, pero que se han visto afectadas por la situación actual. No obstante, tengo la sensación de que vivimos con la excusa de la crisis para todo incluso cuando la crisis no nos llega a afectar y creo que hay muchas agencias y empresas que usan esta excusa aquí en España para seguir manteniendo el estatus de unos pocos aunque eso signifique empobrecer a otros muchos.

      Un abrazo y ya os iré contando.

      Eliminar
  3. Me costó horrores dar ese mismo paso hace muchos años. Lo dí gracias a los ánimos de uno o dos traductores de confianza y de mi pareja de ese entonces. Hoy no puedo estar más contento con haberlo hecho. Como tú, yo también creo en otra manera de hacer las cosas y no en la explotación. Tenemos que estar unidos para buscar fórmulas que nos permitan a todos disfrutar del gigantesco mercado de la traducción, ya que hay para todos, y mejores condiciones permiten ofrecer una mejor calidad, por lo que acabará haciendo que nuestra profesión se valore cada día más. No lo dudes ni un instante, ánimo, adelante. No dejes que nadie te meta ideas en la cabeza de lo mucho que se puede aprovechar uno de los demás y todas esas cosas. Sé tú misma. Por tus palabras deduzco que darás lo mejor porque así sea :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rodrigo, por tus ánimos. Estoy de acuerdo contigo en que los traductores deben trabajar unidos por mejorar la situación. Y, sí, espero ser capaz de dar lo mejor de mí :) y contribuir a ello.

      Eliminar
  4. No sé si puede ayudar, pero esta es la lista de las mejores agencias de traducción según Translators Café. Las he actualizado y he incluido alguna más que me han recomendado: http://bit.ly/1l0cBPy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante, Marcel, te agradezco mucho el enlace :)

      Eliminar
  5. ¡Hola, Ana!

    Ya pensabas que no iba a escribir eh... :P

    Hemos hablado largo y tendido sobre todos estos temas muchas veces y sabes que coincido contigo si no en un 100 % de lo que dices, sí en un 95. En cualquier caso, gracias por la entrada y te deseo mucha muchísima suerte en la nueva etapa, aunque no me cabe duda de que la tendrás.

    ¡Un abrazo y hablamos pronto!

    Jeffrey

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que siempre hemos sido un buen equipo ;) gracias, Jeff, por tus ánimos y ya te iré contando.

      Eliminar
  6. Enhorabuena por la valentía de dar este paso y de escribir una entrada tan sincera. Te deseo mucha suerte en tu nueva aventura, Ana.

    Abrazos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Merche, ya os iré contando :)

      Eliminar